anuncios

Los cinco delitos que cometió el gobernador de Puerto Rico


Aprovechamiento ilícito de trabajos o servicio públicos, malversación de fondos públicos y negligencia en el cumplimiento del deber, son los tres delitos graves que cometió el gobernador de Puerto Rico y los que lo amenazaban con un juicio político que podían destituirlo.
Ricardo Rosselló, de 40 años, se adelantó y anunció su renuncia después de haberse dado a conocer el informe que amenazaba con despojarlo de la gobernación.
Según el diario El Nuevo Día, principal medio de la vecina isla y que difunde el informe del comité evaluador designado por la Cámara de Representantes, los dos quebrantamiento de la ley menos graves de Rosselló fueron el de la Ley de Ética Gubernamental, “en los artículos 4.2 (b) delito grave y 4.2 (k) menos grave, “que implica depravación denotando sin lugar a dudas un grave menosprecio a las leyes y a nuestro ordenamiento social”.
Rosselló enfrentó dos semanas de fuertes protestas, encabezadas por artistas de ese país, indignados por los mensajes ofensivos que se intercambió el ejecutivo con 11 de sus más cercanos colaboradores y que salieron a la luz.
El chat, de 900 páginas, a través de la mensajería de Telegram, denostaba a periodistas, mujeres, a homosexuales e incluso a los fallecidos en el huracán María, fenómeno que causó fuerte destrucción en la isla y de la que todavía no se recupera.
El comité de juristas evaluador, designada por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Johnny Méndez, está compuesto por los abogados Luis Rodríguez, Francisco Reyes y Enrique Colón.
Rosselló anunció que su renuncia sería efectiva el 2 de agosto. Será reemplazado por la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, de 59 años, quien será la segunda mujer gobernadora de la isla después de Sila Calderón Serra (2001-2005).
Según la constitución de Puerto Rico, el primero en línea de suceder al gobernador es el secretario de Estado, pero Luis Rivera Marín, uno de los funcionarios que participó en el chat filtrado y que renunció el 13 de julio tras el escándalo.
Ya habían renunciado
Los funcionarios de Rosselló que ya habían renunciado antes que el gobernador después de los escándalos causados por el chat, según la agencia EFE, son el secretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi, el responsable de las Finanzas gubernamentales, Christian Sobrino; el asesor de comunicaciones, Carlos Bermúdez; el secretario de Estado, Luis Rivera Marín; el presidente del Banco de Desarrollo Económico, Gerardo Portela, y el ayudante especial de la primera dama, Raymond Cruz, entre otros.