anuncios

30 mil dominicanos califican para ser deportados de Estados Unidos








Más de 30 mil dominicanos califican para ser deportados por presuntas violaciones a las leyes migratorias de los Estados Unidos, según las recientes estadísticas del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) divulgadas ayer miércoles.

Entre los criollos que serían sometidos a procesos de repatriación figuran aquellos que se han pasado del tiempo de sus visas de turistas, a los que se les ha negado extensiones para visados de trabajos, los que tienen visas humanitarias, de negocios, estudiantes y quienes están previamente en deportación.

Los dominicanos que serían expulsados de Estados Unidos por las 


supuestas violaciones, serán afectados por el nuevo programa del presidente Donald Trump para perseguir a los inmigrantes y que establece las deportaciones aceleradas.

TE PUEDE INTERESAR
Niños migrantes separados de sus familias sufren trastornos
La medida fue activada el primero de este septiembre, después que Trump ordenada a USCIS y a los jueces de las cortes migratorias para que agilicen las repatriaciones.

La disposición, también afectará a los extranjeros que tienen antecedentes criminales y que no pueden probar que han estado en el territorio estadounidense en los últimos dos años.

Según el reporte de sobreestadía de 2018 del Departamento de Seguridad Nacional (USCIS), un total de 15,262 dominicanos se quedaron en Estados Unidos con visas en diferentes categorías, por lo que figuran en el banco de datos de la Policía de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

El reporte de 2017 de USCIS, explica que 12,147 visitantes extranjeros llegaron a Estados Unidos con visas de turistas, y se quedaron violando el tiempo de estadía, incluyendo estudiantes.

Entre 2017 y 2018, USCIS dijo que 27,409 dominicanos se quedaron en Estados Unidos después de ser admitidos.

La ICE les habría enviado una notificación de que están en proceso para ser deportados.

Entre los más afectados por la medida de Trump están los inmigrantes que fueron deportados y reentraron ilegalmente a Estados Unidos, los que cometieron crímenes graves o han sido condenados, traficantes de drogas y acusados de terrorismo.