anuncios

Familiares presagiaban muertes de tres obreros en mina de ámbar




Cuando tú vas a dejar ese trabajo, hay otra forma de ganarse la vida” llegó a decirle Jerifer Beras, pareja de Eusebio de la Cruz Toribio, quien murió junto a otros dos obreros en una mina de ámbar en la comunidad Siete Cañadas, en el agrícola y minero municipio de El Valle, en Hato Mayor.

Beras narró que la última vez que vio a su esposo fue el domingo en la noche y que volvió a saber de él cuando tenían su cadáver en la morgue del hospital de El Valle, la mañana del martes.

Eusebio deja cinco hijos en la orfandad, incluyendo la menor Crismaily, que llegó a decirle a su padre “no te vaya papi al campo, porque no te voy a ver”.

TE PUEDE INTERESAR
Derrumbe sepulta tres obreros en mina de ámbar en Hato Mayor
Detienen el velatorio de uno de los obreros muertos en mina de ámbar; Inacif investigará las causas
Lidia Susana Javalera, madre de Rafael Nolasco Javalera, otro dominicano que murió en la tragedia, reveló que algo grande rondaba en su cabeza que afectaría a su familia.


"Sin embargo, nunca imaginé que recibiría en la mañana el cuerpo de mi hijo Rafaelito", dijo entre sollozos y grito la atribulada madre.

La médico legista Subeidy Bentura Reyes dispuso el traslado de los cuerpos de los tres obreros recuperados de la mina de ámbar con lo cual se busca determinar las causas de los decesos.


Preliminarmente certificó muerte por asfixia y posible inhalación de un gas tóxico, hasta ahora de origen desconocido.